Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Quién no ha saboreado una bolsa de pipas en una tarde de domingo?, todos alguna vez hemos sucumbido al poder de este sabroso fruto seco. Seguro que si hiciéramos una encuesta entre todos vosotros, descubriríamos un alto porcentaje de futboleros que este domingo iréis al estadio con vuestra bolsita de pipas en el bolsillo. Y es que el fútbol y las pipas siempre han ido juntos de la mano, tanto es así, que si estás viendo un partido y no tienes un montoncito de pipas tostadas en la mano, tienes una extraña sensación de vacío, de faltarte algo. Es el poder de la adicción de las semillas de girasol en el fútbol. Un fenómeno que venimos arrastrando desde tiempos de Zarra, Ramallets, Gento y compañía.

Las pipas son nutritivas y beneficiosas para la salud, pero con un alto valor calórico. Se puede disfrutar de ellas pero con moderación.

Pipas_girasol_-_saladas_-_01
Las pipas son la semilla del girasol, y las hay de muchas variedades, tantas como tipos de girasol existen. Es uno de los aperitivos más sabrosos y nutritivos que hay. Según diversos estudios, nos encontramos con uno de los frutos secos más completos y beneficiosos para la salud: son buenas para el corazón y tienen propiedades antienvejecimiento, disminuye el riesgo de padecer cáncer, ricas en ácido fólico y magnesio y es el alimento con mayor cantidad de vitamina E que podemos encontrar. En resumen, las pipas son un alimento protector del organismo, muy saludables y con una dosis altísima de minerales. Pero mucho ojito futboleros, los excesos nunca son buenos, las pipas tienen un alto valor calórico. Así que ya sabéis, cuando vayáis al estadio, compraros una bolsa pequeña de pipas. Será la cantidad perfecta para que podáis disfrutar de una tarde de domingo, vibrando con tu equipo del alma y saboreando esas pipas que tanto te gustan.

 


Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apasionado del fútbol (y de Elche) como pocos, en los últimos tiempos se ha aficionado por otros de los placeres de la vida como la cerveza, tomarse un vinito cenando o incluso el universo 2.o. Su llegada a este universo tecnológico fue tardía, pero lo ha cogido con ganas. Ahora está al frente de varios blogs, su actividad en Twitter es frenética e incluso se ha instalado Whatsapp. ¡Oh my god!