Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los que empezais a seguirnos, ya sabéis que EOF es un foro en el que intentamos tomar distancia con todo aquello que representa al tipo de fútbol que tenemos hoy en día. Se podrían dar muchas razones de porqué nuestra crítica al fútbol actual y por eso hemos intentado resumirlas en este decálogo.

Por si eso fuera poco, lanzamos paralelamente una recogida de firmas en change.org, en la que esperamos que participéis si como nosotros, creéis que un modelo mejor y más justo es posible para el mundo del fútbol.

Por el momento nos vamos a limitar a enumerarlas y explicarlas brevemente, pero poco a poco iremos desgranándolas y explicando cada una de ellas con nuevos posts, en los que vamos a intentar denunciar todo aquello que detestamos de este bello deporte que tanto nos ha dado.

Firma ya el decálago en change.org: No al fútbol moderno
¡Tuitea con el hashtag #NoAlFutbolModerno y únete al movimiento!

SCH - Fuente_ futbolmoderno.blogspot.es

10 razones para decir #NoAlFutbolModerno

  1. No al reparto desigual de los ingresos televisivos. El fútbol español es el que presenta mayores desigualdades en este aspecto, que es posiblemente el que provoca muchos de los problemas que vamos a enumerar después. En nuestra liga el que más ingresa multiplica por 8 al que menos, algo que no se da en ninguna de las grandes ligas. Por poner un ejemplo, con un reparto mucho más justo, en la Premier el equipo que menos ingresos por derechos de TV (el Cardiff) ingresó prácticamente el doble que el campeón de nuestra liga (80 millones frente a 42).
  2. No a los horarios intempestivos, supeditados a los intereses de las televisiones. Quien paga manda, hasta ahí estamos todos de acuerdo. Pero, ¿a quién le interesa un fútbol con estadios vacíos? ¿Es a la larga sostenible este modelo que no fomenta la afición por el fútbol?
  3. No a la amarillización del periodismo deportivo. Coger un diario deportivo o ver los deportes de cualquier telediario es cada vez más parecido a ver un “salsa rosa” con Cristiano o Messi de protagonista. Es indecente ver como pasan los resumenes de los partidos de los equipos pequeños en 1o segundos, mientras que se pueden pasar 10 minutos hablando de que cristiano lleva medias para las varices o cualquier otra chorrada.
  4. No a la falta de competitividad de la liga. Cada vez es más difícil ver partidos emocionantes entre la clase alta y la clase baja. Madrid y Barça rompen todos los registros de goles y puntos a costa de soporíferos partidos en los que se pasean frente a rivales pequeños.
  5. No a las deudas de los clubes profesionales. Estimada según consenso general en más o menos 3.600 millones de euros. Nos parece un agujero indecente. Sin contar Madrid y Barça ya que no ofrecen datos (no están obligados a hacerlo al no ser S.A.D.), la deuda sólo con hacienda asciende a unos 500 millones de euros. Algo totalmente fuera de lugar en los tiempos que corren.
  6. No a la pérdida de calidad general de la liga. En España tenemos a los dos mejores jugadores de nuestra época pero, ¿qué hay por debajo de eso? La ley Bosman fue nefasta para el repaarto equitativo de cracks y esa tendencia se ha ido viendo agravada por el reparto desigual de los ingresos que ya hemos comentado.
  7. No al “bipartidismo” que ha dejado nuestra liga estancada. De ser “La liga de las estrellas” y reconocida como la mejor liga del mundo ha pasado a ser la 3ª en discordia. La Premier y la Bundesliga ya generan más ingresos que la liga española, entre otros motivos porque se ha optado por un modelo más justo.
  8. No a las entradas con precios desorbitados. ¿Qué sentido tiene que con más de un 20% de paro y con el salario mínimo interprofesional más bajo del primer mundo (si todavía consideramos que estamos aquí) tengamos las entradas más caras de Europa?
  9. No a las SAD que debían convertirse en las salvadoras de los equipos y han provocado más deudas y más injusticias en la gestión de muchos clubes. La reconversión que se produjo de forma masiva durante los años ’90 debía haber conducido a los clubes de fútbol a un mejor control de sus balances, algo que no ha sucedido. Por si esto fuera poco, la reconversión a SAD ha llevado a muchos clubes a la desaparición o a injustos procesos concursales que les han permitido salvar el pellejo a costa de sus acreedores. La ley de SAD también ha hecho posible que personajes oportunistas se hayan apoderado de muchos de los equipos históricos de nuestro fútbol, aun contando con el rechazo de la masa social de dichos clubes.
  10. No al control de los fondos de inversión y a la influencia de los representantes. Con la llegada de los fondos de inversión la lógica del futbol ha cambiado completamente. Los intereses de los clubes quedan supeditados en muchas ocasiones a estos fondo o grupos poderosos de reprentantes que son los que acaban decidiendo donde va a jugar determinado jugador en base a sus intereses económicos. Y entre traspaso y traspaso, una fuga escandolosa de dinero que sale de todos los aficionados y va a parar a los bolsillos de esta gente sin que tenga una repercusión positiva en ningún aficionado.
Firma ya el decálago en change.org: No al fútbol moderno
¡Tuitea con el hashtag #NoAlFutbolModerno y únete al movimiento!

Fuente imagenes: futbolmoderno.blogspot.es


Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¡El hombre 2.0 de El Otro Fútbol!, nadie como él para llevar esta nave a buen puerto. Especialista en: marketing online, social media, community management, estrategias de comunicación y publicidad. Y por si fuera poco, ¡contador de cuentos chinos!