Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Para muchos, correr esos 21km se ha convertido en un reto. Para otros, “salir corriendo” es simplemente una forma de escapar a la rutina diaria. Hay quien incluso lo hace por salud. Sea cuál sea el motivo, el running (lo que ha sido salir a correr toda la vida o el footing de los ’90) se ha convertido en una moda a la que cada vez se suma más gente. Sólo hace falta salir por nuestras ciudades cualquier día a partir de las 8 de la tarde o cualquier sábado o domingo por la mañana para cruzarnos con esa nueva especie de ser humano, el runner.

Y como objetivo claro de cualquier neófito que se precie en esta actividad, está el correr una media maratón. Una de esas pruebas que han surgido como hongos en numerosas ciudades y pueblos, y que congregan con facilidad a varios miles de individuos vestidos de corto, dispuestos a alcanzar los 21km.

Como posiblemente cuando estés leyendo esto ya estés enfrascado en tu preparación particular, te dejamos algunos consejos que seguro te vendrán bien y te ayudaran a alcanzar tu meta.

Consejos para principiantes en la media maratón

  1. Consigue un equipamiento adecuado. Es importante correr cómodo. Consigue unas buenas zapatillas, calcetines y la ropa con la que te encuentres más a gusto (mallas, pantalones, camiseta, cortavientos…). Por cierto, ¡No estrenes nada el día de la carrera! Que unos calcetines nuevos no te arruinen la preparación.
  2. No todo es correr. Evidentemente, necesitarás haber cogido fondo y haber hecho muchos km y series largas, pero necesitarás algo más para afrontar la media maratón con garantías. Será necesario que hagas entrenamientos específicos de cambios de ritmo (farleck) y cuestas para ganar fuerza y velocidad. También es necasario trabajar las abdominales, para evitar pubalgias (descompensación entre la musculatura del abdomen y las piernas).
  3. Estira, estira, estira. Es muy aburrido, pero evitaremos muchos problemas y lesiones. Hay que estirar antes de salir a entrenar y después, para darle flexibilidad a la musculatura y descargarla.
  4. El día de la carrera, calienta antes de la salida. Estira bien y trota suave 10 minutitos. Los primeros km no estarás tan agarrotado y te servirá para coger confianza.
  5. Márcate objetivos realistas. Dependiendo de como hayas entrenado podrás plantearte un ritmo por km. Controla ese ritmo y regula tu esfuerzo. Ten en cuenta también que depende de las características del terreno tendrás que variar ese ritmo objetivo.
  6. Haga frio, llueva o truene, sal a entrenar. Nunca sabes qué condiciones vas a encontrar el día de la carrera, y deberías acostumbrar al cuerpo a que esté preparado para distintas condiciones. No hay nada peor que correr con viento, pero serña un entrenamiento que agradecerás llegado el día. También es necesario que conozcas tu cuerpo y sepas con qué condiciones funcionas mejor (con frío, con calor…).
  7. Si es tu primera media maratón, elige una prueba llana. A los principiantes se nos pueden hacer muy empinadas las cuestas más ligeras. Analiza el recorrido y pregunta a gente que haya corrido la prueba que quieres hacer.
  8. Hidrátate. Bebe durante la prueba. Que no te llegue la pájara por quedarte seco. Incluso algún gel de rápida asimilación sería ideal, pero sin pasarse.
  9. El descanso también forma parte del entrenamiento. Demasiados entrenamientos duros seguidos nos pueden conducir a lesiones.
  10. Sé positivo. Correr 21 km es un reto físico, pero sobre todo mental. Nunca pienses lo que te queda por delante. Disfruta de la carrera, del paisaje, de la gente, del propio hecho de correr. Entre el km 12 y el 14 puedes encontrarte en uno de esos puntos de fragilidad mental, regula el ritmo, coge fuerzas y afronta la última parte con ganas.

 

Imagen principal: www.elchediario.com

Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¡El hombre 2.0 de El Otro Fútbol!, nadie como él para llevar esta nave a buen puerto. Especialista en: marketing online, social media, community management, estrategias de comunicación y publicidad. Y por si fuera poco, ¡contador de cuentos chinos!