Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En estos años, cuando el histórico Real Zaragoza disputa sus encuentros en la categoría de plata, en EL OTRO FÚTBOL nos ponemos nostálgicos y recordamos al gran Zaragoza de los noventa. Jugadores como: Poyet, Pardeza, Nayim, Gay… o el protagonista de este post, Santiago Aragón, hicieron del Real Zaragoza un equipo reconocido a nivel internacional. Y es que el capitán Santiago Aragón fue el arquitecto que trazaba con precisión el juego del Zaragoza de aquellos maravillosos años.

Aragón encontró acomodo en la emblemática Romareda, fue con el Real Zaragoza con el club donde se sintió como en casa. El malagueño destacó en el Castilla, y debutó con el Real Madrid, e incluso todavía se le recuerda por un golazo desde el centro del campo a Zubizarreta, ante el FCB y en Supercopa. Después de muchas cesiones, es la última de ellas, en Zaragoza, donde se reconoce como jugador maño, una maravillosa y fructífera alianza “Aragón-Zaragoza” de una década.

Y es verdad, que en sus últimos años tuvo que vivir el peor momento como zaragocista, como fue el descenso a Segunda, aunque en su última temporada como zaragocista, se lograra el obligado ascenso. Pero, Santiago Aragón, vivió de primera mano el sabor de triunfar con el Real Zaragoza sobre el verde. Es en su segunda temporada como zaragocista, en la 93/94, cuando Aragón se consagra en la medular maña, siendo el arquitecto del juego junto a grandes cracks del momento como Poyet o Nayim. Esa temporada el Zaragoza hace tercero en Liga y gana la Copa del Rey.

Pero lo que pocos imaginaban es que ese Real Zaragoza, que había realizado una de las mejores temporadas de su historia iba a superarse en Europa en la recordada competición de campeones de Copa, La Recopa. Los zaragocistas y todos los futboleros recordamos el GOLAZO de Nayim a Seaman en la gran final. Pero, la afición maña no se olvida del importante gol en semis de Aragón ante el Chelsea en Londres. Y es que futboleros, el juego de aquel Real Zaragoza tenía una firma, y era la de Santiago Aragón.

Una década ligada a unos colores históricos, donde Aragón desplegó su mejor fútbol, jugador con clase e inteligencia en la medular y no exento de gol y con buen golpeo. Sin duda, uno de los mejores mediocentros creadores de La Liga en los noventa. Desde EOF deseamos para nuestros amigos y amigas zaragocistas que vuelvan esos gloriosos años donde puedan disfrutar de su Real Zaragoza.

Fuente de la imagen principal: elperiodicodearagon.com

 


Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apasionado del fútbol (y de Elche) como pocos, en los últimos tiempos se ha aficionado por otros de los placeres de la vida como la cerveza, tomarse un vinito cenando o incluso el universo 2.o. Su llegada a este universo tecnológico fue tardía, pero lo ha cogido con ganas. Ahora está al frente de varios blogs, su actividad en Twitter es frenética e incluso se ha instalado Whatsapp. ¡Oh my god!