Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Año 1974, Mundial de Alemania, un nuevo concepto de fútbol llamado “Fútbol Total” protagonizaría tanto el Mundial germano como el argentino de 1978. Rinus Michels fue el ideólogo de esta nueva manera de entender y practicar el fútbol siendo Johan Cruyff  su alumno más aventajado, “El flaco” capitaneó una de las selecciones más recordadas: “La Naranja Mecánica”.

Si tenemos que hablar del fútbol de los años 70 debemos de hablar de la selección de Holanda. Cruyff, Neeskens y compañía, llevaron a los tulipanes a lo más alto del fútbol internacional. Dos finales consecutivas, en los Mundiales de Alemania y Argentina, siendo subcampeones en ambos torneos. Cabe destacar que Johan Cruyff se perdió el Mundial argentino, pese a ello Holanda no perdió la esencia desplegada en Alemania consolidando su estilo de juego. Sus sucesores fueron Ruud Gullit, Koeman, Marco Van Basten, Rijkaard entre otros.

El “Fútbol Total” protagonizado por la selección holandesa se basaba en tres aspectos fundamentales: táctica, técnica y físico. Los jugadores debían de tener bien desarrolladas en su juego estas tres cualidades. Ya que este estilo se centraba en el intercambio de posiciones durante el desarrollo del juego, es decir sin defensas, medios o atacantes al uso. Cualquiera podía ser defensa y después acabar siendo delantero. La triangulación como filosofía y como objetivo para llegar al marco contrario al igual que la presión al rival y el fútbol de toque. “Fútbol Total” o fútbol colectivo, donde nadie destacaba por encima del resto, la “Naranja Mecánica” con Michels a la cabeza, fueron los padres de esta nueva manera preciosista de entender el deporte rey.

Fuente de la imagen destacada: elconfidencial.com

 


Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apasionado del fútbol (y de Elche) como pocos, en los últimos tiempos se ha aficionado por otros de los placeres de la vida como la cerveza, tomarse un vinito cenando o incluso el universo 2.o. Su llegada a este universo tecnológico fue tardía, pero lo ha cogido con ganas. Ahora está al frente de varios blogs, su actividad en Twitter es frenética e incluso se ha instalado Whatsapp. ¡Oh my god!