Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La búsqueda del gol lo llevó a jugar en las 5 mejores ligas del viejo continente: Italia, España, Inglaterra, Alemania y Francia. En EOF no podía faltar la figura de un grande del fútbol rumano de los 90: Florin Raducioiu. Los futboleros españoles lo recordamos por sus dos años en el RCD Espanyol, donde dejó su impronta con su incansable búsqueda del gol.

A la Liga Española llegó después de protagonizar un excelente Mundial de USA 94, donde su selección cayó en los fatídicos cuartos de final ante la Suecia de Larsson y compañía, combinado sueco que terminaría por conseguir el tercer puesto del campeonato. Florin acabó ese Mundial con 4 goles en su casillero, formando pareja atacante con Hagi o también conocido como el Maradona de los Cárpatos ¡Vaya dupla!

Su estilo de juego veloz y móvil, más su innato olfato goleador, lo llevó a triunfar en su país a muy temprana edad con el Dinamo de Bucarest y en su selección. Después del Mundial de Italia 90 desembarcó en Italia para enrolarse en el Bari y en el Verona antes de recalar en el gran Milan, campeón de la Liga de Campeones del 94. Florin aterrizó en Barcelona siendo un jugador consagrado en Europa, tras su paso por Milan y el Mundial de USA. Desde EOF nos atrevemos a decir que Florin disfrutó como nunca desplegando su juego en el césped del recordado Sarriá, ante una entregada afición perica, que siempre lo ha recordado con mucho cariño.

Tras sus dos temporadas en el Espanyol, en las que quizás se esperaba algo más del atacante rumano, emigró hacia tierras inglesas para firmar por el West Ham, de donde volvería a mitad de temporada al conjunto perico. Dicen que las segundas partes no son buenas, y la vuelta de Florin al Espanyol avalaría este dicho. La carrera de un futbolista es como una montaña rusa, tiene su subida pero luego la inevitable bajada, como la que tuvo Raducioiu a partir de su vuelta al Espanyol. Desde donde marchó al Brescia para seguidamente volver al Dinamo y luego probar fortuna en Alemania en el VFB Stuttgart. Terminando su carrera futbolística en el Mónaco y finalmente en el modesto US Créteil francés.

Florin Raducioiu se ha ganado poder ser recordado por los futboleros noventeros como aquel delantero que marcó una época en el fútbol rumano. Tal vez para muchos no ha sido un jugador estelar pero para otros Raducioiu ha sido un trabajador del gol, ya sea como principal protagonista o como actor de reparto, siempre cerca de lo más importante del fútbol: el gol.

Fuente imagen destacada: goal.com

 

 


Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apasionado del fútbol (y de Elche) como pocos, en los últimos tiempos se ha aficionado por otros de los placeres de la vida como la cerveza, tomarse un vinito cenando o incluso el universo 2.o. Su llegada a este universo tecnológico fue tardía, pero lo ha cogido con ganas. Ahora está al frente de varios blogs, su actividad en Twitter es frenética e incluso se ha instalado Whatsapp. ¡Oh my god!