Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La historia de un club siempre va ligada históricamente a un estadio como es el caso del Real Oviedo y su querido e histórico Carlos Tartiere. Un estadio que vio la luz en el lejano año 1932 y que ofreció fútbol en estado puro hasta el año 2000. Veinte mil oviedistas, muchas veces de pie, abarrotaban el coqueto y recogido estadio azulón. Una pequeña “Catedral Azulona” orgullo de la afición oviedista donde su querido Real Oviedo vivió sus años dorados.

Un estadio donde han jugado leyendas oviedistas como el gran Isidro Lángara, autor del primer gol en el Tartiere. Selecciones como la de España y Yugoslavia que disputaron el partido inaugural. Estadio mundialista, Mundial de España 82, Sede Oficial donde se disputaron partidos del Grupo B del Mundial de Naranjito. El estadio donde el Real Oviedo cada quince días se medía con equipos como el Real Madrid, FCB, Atleti, Athletic Club…

Finalmente el Real Oviedo disputó su último partido en el mítico Carlos Tartiere en Mayo del año 2000 ante la Real Sociedad y fue en el año 2003 cuando finalmente el estadio fue derribado. Setenta años de sueños azulones en un Tartiere que hizo grande al Oviedo.

Fuente de la imagen destacada: eldomingoalascinco.com


Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apasionado del fútbol (y de Elche) como pocos, en los últimos tiempos se ha aficionado por otros de los placeres de la vida como la cerveza, tomarse un vinito cenando o incluso el universo 2.o. Su llegada a este universo tecnológico fue tardía, pero lo ha cogido con ganas. Ahora está al frente de varios blogs, su actividad en Twitter es frenética e incluso se ha instalado Whatsapp. ¡Oh my god!