Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hablar del Racing de los años 90 es hablar de José María Ceballos, una cosa va indiscutiblemente ligada a la otra. Portero histórico de nuestra Liga y del fútbol cántabro, los racinguistas han tenido cubierta su portería durante 14 temporadas consecutivas por el mismo guardameta. Y es que el meta cántabro ha vestido la casaca del Racing de Santander desde la temporada 89/90 hasta la 02/03, años en los que Ceballos ha vivido dos ascensos a primera y uno a segunda. Ceballos, forma parte de un grupo de porteros míticos de la década de los 90: Ablanedo, Liaño, Monchi, Unzué, Lopetegui, Valencia, Sempere… Porteros sobrios y seguros, cortados todos ellos por el mismo patrón, jugadores de club y nacionales, porteros que hemos tenido cada uno de nosotros en nuestra colección de cromos.

 

ceballos5En la actualidad cuesta ver a un mismo portero defender la misma portería año tras año, Íker Casillas o Buffon son dos excepciones que rompen la regla actual. Los 90 fueron años en los que la portería estaba cubierta por un portero de sobradas garantías, un  jugador de club que dotaba al equipo de años de seguridad defensiva. Porteros que pasaban desapercibidos pero que eran fundamentales para la consecución de los objetivos del equipo. Ceballos era un ejemplo de todo ello, portero de la tierra, sentía los colores del Racing y eso se notaba en cada estirada o buena intervención que protagonizaba. No era un portero espectacular, sus puntos fuertes eran la seguridad y la sobriedad. Portero del norte, de estos que les gustaba llenarse las calzas de barro, rara era la tarde que la portería del racing de Santander no estaba defendida por José María Ceballos.

 

 


Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apasionado del fútbol (y de Elche) como pocos, en los últimos tiempos se ha aficionado por otros de los placeres de la vida como la cerveza, tomarse un vinito cenando o incluso el universo 2.o. Su llegada a este universo tecnológico fue tardía, pero lo ha cogido con ganas. Ahora está al frente de varios blogs, su actividad en Twitter es frenética e incluso se ha instalado Whatsapp. ¡Oh my god!