Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Miguel Pérez Cuesta, “Michu”, un jugador que sorprendió en el Celta de Vigo, explotó en el Rayo Vallecano y deslumbró en el Swansea galés. Una lesión de tobillo lo apartó de la primera línea del fútbol internacional e incluso nacional, una inoportuna lesión que casi hace que nos olvidemos de un jugador con unas características únicas. El fútbol no tiene memoria e incluso puede ser muy injusto con quien lo ha dado todo por el deporte rey, y eso es lo que le ha pasado a Michu.

Debe de ser muy jodido pasar de estar en lo más alto de tu carrera y de golpe estar un año en blanco intentando recuperarte de una lesión que no parece tener fin. A Michu lo han operado en más de una ocasión de su tobillo, fue por su paso en el Nápoles cuando pasó todo este calvario, tras su experiencia en el conjunto italiano regresó a Gales. En el Swansea ya no contaban con él, Michu se encontraba en la tesitura de aceptar alguna de las ofertas que tenía sin saber cómo iba a responder su tobillo. Su decisión fue la de volver a su tierra, Asturias, y jugar en el Langreo de Tercera División que dirige su hermano Hernán Pérez. Allí está tratando de volver a sentirse importante y lo más importante de todo futbolista.

Michu en el Langreo

Fuente: elcomercio.es

Cuando un jugador de su nivel sufre tanto con una lesión es normal que tenga muchas dudas a la hora de volver. Que no se sienta importante e incluso haya olvidado las sensaciones de sentirse futbolista profesional, la inactividad en el mundo del fútbol profesional es una auténtica putada, te da tiempo para pensar en muchas cosas, y el problema de Michu no sólo está en su maltrecho tobillo, también en su cabeza.

En El Otro Fútbol nos alegramos de que no tomara la decisión de retirarse, e intente volver a recuperar sensaciones positivas en el Langreo. Allí, con el calor de su gente tiene que coger impulso y volver al fútbol profesional, jugadores con las características de Michu hay pocos, el fútbol merece volver a disfrutar de Michu.

Fuente de la imagen destacada: latarjetablanca.es


Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apasionado del fútbol (y de Elche) como pocos, en los últimos tiempos se ha aficionado por otros de los placeres de la vida como la cerveza, tomarse un vinito cenando o incluso el universo 2.o. Su llegada a este universo tecnológico fue tardía, pero lo ha cogido con ganas. Ahora está al frente de varios blogs, su actividad en Twitter es frenética e incluso se ha instalado Whatsapp. ¡Oh my god!