Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nadie como Miroslav Klose para contarte las vivencias de un Mundial, “el bombardero alemán” ha jugado hasta ¡Cuatro Mundiales! con la selección alemana. Pese a ser Polaco, el bueno de Klose fue internacional con los teutones en 137 partidos, cifra escandalosa que pasa a un segundo plano si añadimos que marcó la increíble cifra de 71 goles con Alemania.

Klose es el máximo goleador histórico de la cuatro veces campeona mundial así como el que más goles ha marcado en la historia de los Mundiales, 16 goles, superando por un gol al brasileño Ronaldo que hasta el momento ostentaba el reinado mundialista del gol. El último gol en las Copa del Mundo de Miroslav fue en las semis del Mundial de Brasil de 2014 ante la selección brasileña. Campeonato ganado por la poderosa selección alemana, cosechando su ¡cuarta Copa del Mundo!, solo por detrás de Brasil con cinco. Por fin Klose conseguía el Mundial tras tres intentos anteriores en los que se quedó muy cerca de ser campeón.

Tras cuatro Mundiales y tres Euros a sus espaldas y celebrar sus innumerables goles por la Bundesliga y el Calcio, Klose finalmente colgó las botas en el 2016 a la edad de 38 años y con la camiseta de la mítica Lazio de Roma. Su retirada todavía es reciente pero ya echamos de menos su peculiar manera de atacar la pelota en busca del gol. Cabeceador inigualable, golpeo de primeras efectivo y un incansable del gol cualidades que tardaremos en ver en otro goleador. Miroslav Klose el goleador de los Mundiales.

Fuente de la imagen principal: mediotiempo.com


Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apasionado del fútbol (y de Elche) como pocos, en los últimos tiempos se ha aficionado por otros de los placeres de la vida como la cerveza, tomarse un vinito cenando o incluso el universo 2.o. Su llegada a este universo tecnológico fue tardía, pero lo ha cogido con ganas. Ahora está al frente de varios blogs, su actividad en Twitter es frenética e incluso se ha instalado Whatsapp. ¡Oh my god!