Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hablar de Nino es hablar de delantero del Siglo XX, es escribir sobre un fútbol que más que contemporáneo es vintage, pero nada más lejos de la realidad, con Nino siempre hay gratas sorpresas. Incombustible como ninguno, el cañonero de Vera se ha mostrado durante toda su carrera al pié del cañón, con 37 añazos, sigue siendo el primer delantero y el jugador de referencia del Elche Club de Fútbol.

Con el paso de los años, parecía una quimera que el bueno de Nino volviera a vestir algún día la franja verde. Sin embargo, la temporada pasada, con 36 años cumplidos, saltaba la sorpresa y Nino era presentado como nuevo jugador del Elche. Nino venía de ascender a Primera con el Osasuna, muy querido también por tierras pamplonicas, llegaba a tierras ilicitanas con el objetivo de hacer una temporada bonita y quizás soñar en cotas más altas.

El de Vera no podía imaginar que viviría con el Elche su peor temporada de toda su trayectoria, el equipo estuvo toda la temporada en tierra de nadie, pero un final de temporada desastroso propició un descenso que ni el más pesimista podía haber presagiado. Con el final de la temporada, y con una plantilla desmantelada por el descenso, Nino decide aceptar la oferta de renovación y quedarse para defender una vez más el escudo del Elche, su equipo.

El año pasado, Nino siguió a su ritmo, siendo nuevamente la referencia del equipo y el máximo goleador, números que no sirvieron para salvar a los franjiverdes. Esta temporada, Nino, sigue a lo suyo, marcando goles, dando asistencias y capitaneando a un grupo de nuevo jugadores. Porque tener a Nino sobre el verde es tener un plus que ningún otro equipo tendrá esta temporada en la división de bronce. Nino, es diferencia, es gol, es capitanía, es referencia. Con Nino, el Elche tiene mucho camino ganado este año, esperamos que, con el buen inicio liguero, el conjunto franjiverde consiga el obligado ascenso a Segunda.

Fuente de la imagen principal: elchecf.es


Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apasionado del fútbol (y de Elche) como pocos, en los últimos tiempos se ha aficionado por otros de los placeres de la vida como la cerveza, tomarse un vinito cenando o incluso el universo 2.o. Su llegada a este universo tecnológico fue tardía, pero lo ha cogido con ganas. Ahora está al frente de varios blogs, su actividad en Twitter es frenética e incluso se ha instalado Whatsapp. ¡Oh my god!