Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Seguramente muchos de vosotros no conozcáis al Atlético Club de Socios, club modesto de la Primera Regional de la Comunidad de Madrid o tal vez sí ya que es la segunda vez que hablamos del club que abandera el FÚTBOL POPULAR madrileño. Esta vez el conjunto getafense vuelve a ser protagonista en El Otro Fútbol. La ocasión lo merece, el club rojiblanco se ha convertido por primera vez, en su corta pero intensa historia, en campeones de invierno de su grupo de la Primera Regional.

En El Otro Fútbol nos gustan las historias de ese otro fútbol que poco o nada sale en los principales medios nacionales y que sin embargo hacen tanto por ese fútbol que tanto queremos los futboleros. El Atleti de Socios tiene una vida de 11 años. Quizás poco tiempo para hacer grandes cosas, pero no para estos socios, amigos, futboleros que han conseguido un ascenso a Primera Regional y en estos momentos son campeones de invierno de la misma. Once años que han dado para conseguir elaborar una estructura de club, con sus secciones de baloncesto o incluso rugby. Un auténtico conglomerado social donde prima las decisiones populares y democráticas por y para el bien del Atlético Club de Socios.

Queremos felicitar a su entrenador Juampe Cobeta, a su director deportivo Nacho Sánchez y a su plantilla por el excelente trabajo que están desarrollando tanto en El Bercial, su terreno de juego, como fuera del mismo. Seguro que vuestros seguidores y socios están tremendamente orgullosos de contar con una plantilla como la vuestra. ¡Enhorabuena SOCIOS!

Fuente de las imágenes: atleticoclubdesocios.es

 


Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apasionado del fútbol (y de Elche) como pocos, en los últimos tiempos se ha aficionado por otros de los placeres de la vida como la cerveza, tomarse un vinito cenando o incluso el universo 2.o. Su llegada a este universo tecnológico fue tardía, pero lo ha cogido con ganas. Ahora está al frente de varios blogs, su actividad en Twitter es frenética e incluso se ha instalado Whatsapp. ¡Oh my god!