Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Lo hemos comentado en algún que otro post dentro de nuestra sección de El Otro Fútbol, en Castellón son incondicionales con su CD Castellón, esté en Primera, Segunda, Tercera o Regional. Castalia se volvió a vestir con sus mejores galas este pasado fin de semana para animar como se merece al CD Castellón, que recibía al Villarreal C, ante once mil espectadores.

Impresionante es un adjetivo que se queda corto al contemplar las gradas del mítico Castalia, llenas de albinegros ansiosos por ver a su equipo ganar y ascender puestos en la tabla clasificatoria. Con la victoria del otro día, CD Castellón 2 Villarreal C 0, el equipo de Frank Castelló se coloca quinto en la tabla.

Tanto es la fidelidad de la parroquia del Castellón por su equipo, que estos días estamos siendo testigos como desde la cuenta de twitter del club se está anunciando que queda muy poco para llegar a los 10 mil abonados… ¡Casi nada!

Estamos hablando de cifras, tanto de abonados como de asistencias a Castalia, pocas veces vistas en el mundo del fútbol, porque no lo olvidemos, estamos hablando de Tercera División. Otro precedente fue el del Real Oviedo, cuando desgraciadamente también estuvo vagando por la cuarta categoría del fútbol español, los oviedistas dieron buena muestra de su absoluta fidelidad hacia su Real Oviedo, superando los 12.700 socios.

Cifras de asistencia a Castalia como la del pasado fin de semana, 11 mil espectadores, supera la de algunos estadios de Primera División. Y supera con creces la de muchas canchas de Segunda y Segunda B. Los “orelluts” merece de una vez por todas ver a su equipo fuera de la Tercera División, por tesón no va a ser, esta afición ha demostrado estar siempre a la altura de las circunstancias. ¡Pam, Pam, Orellut!

Fuente de la imagen principal: cdcastellon.com


Si te gusta, comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Apasionado del fútbol (y de Elche) como pocos, en los últimos tiempos se ha aficionado por otros de los placeres de la vida como la cerveza, tomarse un vinito cenando o incluso el universo 2.o. Su llegada a este universo tecnológico fue tardía, pero lo ha cogido con ganas. Ahora está al frente de varios blogs, su actividad en Twitter es frenética e incluso se ha instalado Whatsapp. ¡Oh my god!